Estamos Orgullosos de servir

Muchas veces nuestro trabajo se convierte más en ayudar a la comunidad, que ayudar solo una persona.

Recientemente trabajamos con un cliente, Miguel, un pastor buscando comprar un edificio comercial para empezar una iglesia en su comunidad. Aunque Miguel tiene un crédito de 790 con FICO y 30 % de pago inicial, bancos rechazaron el préstamo para su proyecto porque su compañía era nueva y no tenía suficiente historia financiera para calificar.

 

Afortunadamente, son tiempos como estos que Capital Direct Funding encuentra su propósito.

Gracias a un oficial de préstamos y un colega, Miguel fue referido a nosotros. Empezamos a trabajar con el rápido, sabiendo que nosotros hiciéramos lo que estuviera en nuestro poder para calificarlo y para ayudarlo a triunfar.


Haciendo realidad los sueños

La mejor parte de nuestro trabajo es que hacemos sueños realidad todos los días. Toma nuestro cliente Jorge, por ejemplo.

Es dueño de negocio pequeño con una familia que está creciendo, el tiene determinación de crecer su portafolio. El sueno largo de Jorge es comprar una propiedad de inversión con vista del océano que usará como propiedad de renta para ingresos adicionales.

Pudo encontrar una de la cual se enamoró, pero aunque podía tener 40 % de pago inicial, bancos tradicionales no le querían dar préstamo, en sus ojos la historia de crédito de Jorge no estaba lo suficiente fuerte. Los asuntos complicados que se le estaban enfrentando era la fecha de tope para comprar la propiedad. Jorge solo tenía 13 días, sin extensión para completar la transacción.

Era en este momento que su agente de buenas raíces lo refirió a nosotros. Inmediatamente arreglamos un paquete de préstamo para el. Ayudamos a cerrar a tiempo antes de la última fecha que se le presentaba. Ahora Jorge es dueño de esa nueva propiedad rental.

Innecesario decir, Tenía un grande sonrisa y estaba orgulloso de ser dueño de su nueva propiedad. No podíamos haber estado más contentos por ayudarlo. Gracias Jorge.


Los tiempos se ponen dificil

Cuando los tiempos se ponen dificil te das cuenta de quien en verdad tiene tu espalda.

 

Cuando uno de nuestros clientes recientes, Carlos, fue referido a nosotros estaba buscando como engrandecer su negocio para comprar una propiedad comercial.

 

En papel Carlos era el perfecto prestatario. Tenía un crédito fuerte y suficiente capital para poner 35% de pago inicial. Desafortunadamente, la propiedad de la cual él estaba interesado era una propiedad que se consideraba sin fondos por bancos principales porque era un edificio más viejo, originalmente construido en 1929.

Carlos estaba en una situación difícil. Tenía contrato de compra por 90 días y cuando todos los bancos lo negaron, estaba en el día 70. Si no cerraba el trato, era más de seguro que iba tener que mover su negocio fuera del estado para bajar los costos de operación. Con solo 20 dias mas sabiamos que teniamos que hacer todo lo posible para hacer este préstamo.

Lo hicimos, con nuestra experiencia y conocimiento en circunstancias difícil, cerramos a tiempo!

Le ayudamos a Carlos con refinanciamiento en otra de sus propiedades, y despues combinamos las dos propiedades en un préstamo. Esta colateralización cruzada ayudó asegurar su nuevo préstamo antes que perdiera el contrato.

 

Al final, Carlos pudo quedarse en LA y crear trabajos locales antes de tener que llevar su negocio a otro lugar. Haciendo el trato requirió mucho trabajo pero cada parte valio la pena para ayudar a Carlos y la comunidad!


Mas de lo que esperaba

Muchas veces, terminamos haciendo más para nuestros clientes de lo que se imaginaban.

Toma a Leo, por ejemplo.

 

Era dueño de una compañía de talento por 20 años en Los Ángeles y tenía que pagar unos préstamos. En hacer eso Leo estaba interesado en liberar un poco de capital con refinanciar las 4 unidades de las cual era dueño.

Visitó 4 bancos, con resultados similares. Desafortunadamente ninguno quería ofrecer refinanciamiento porque el crédito de Leo estaba a 650, menos de lo que ellos buscaban.

Por suerte, por un amigo, Leo encontró nuestra asistencia. Después de oír un poco de su situación, supimos que podíamos ayudar. No solo pudimos refinanciar sus 4 unidades pero también pudimos poner en plan una transición para un préstamo institucional y tradicional con mejores tarifas. Lo pudimos ayudar en que no acumulara mas deudas en sus prestamos pendientes.

 

Era más de lo que esperaba, nos encanta sorprender a las personas con ahorros adicionales!